miércoles, 28 de octubre de 2015

ALMERÍA

Almería:
Fue fundada en 955 d.C. por Abderramán III en un emplazamiento dominado anteriormente por otras urbes como la ibera Urcio la romana Portus Magnus y desempeñó un papel fundamental durante el califato de Córdoba, llegando a ser el puerto más importante del al-Ándalus omeya. Alcanzó su máximo esplendor durante la taifa, en el siglo XI, convirtiéndose en un emporio comercial y cultural.
Tras su incorporación a la Corona de Castilla en 1489, la población fue diezmada por terremotos, plagas e incursiones de los piratas. La recuperación no fue patente hasta finales del siglo XIX, con el resurgir de la minería y la exportación de la uva de Ohanes, y de nuevo a partir de los años 1960, gracias a la explosión de la agricultura intensiva, el turismo, la construcción y la industria del mármol.
Entre su patrimonio histórico-artístico, cabe destacar la Alcazaba musulmana (siglos X a XV), la catedral-fortaleza de la Encarnación (siglo XVI) y el cargadero de mineral o Cable Inglés (finales del siglo XIX)
Su nombre probablemente proviene del árabe al-Miraya que significa “Mirador” o “Torre Vigía”




Historia:
Se estima que el primer asentamiento humano de la zona debió de emplazarse en el cerro de la Alcazaba. Se habló en su momento de restos neolíticos, remontándose los hallazgos más antiguos y documentados al paleolítico medio. Existen asimismo restos fenicios posteriores.
Almería fue ocupada por Roma durante la campaña de Escipión contra los cartagineses a finales del siglo III  a.C., recibiendo el nombre de Portus Magnus.
A partir de los siglos III y IV se intensificó la ocupación del cerro de la Alcazaba por parte de vándalos y visigodos. Con esta tónica, continuaron al parecer los bizantinos que durante el siglo VI tomaron Urci y otros enclaves del sureste de la península.
Fundación:
Las primeras noticias sobre la presencia musulmana en este lugar se remontan al siglo VIII o principios del siglo IX, cuando Abderramán I encomendó la vigilancia de la costa.. Almería nacería durante la primera mitad del siglo X como barrio marítimo de Pechina. Se trataba en efecto de un fondeadero defendido por una torre vigía y habitado por comerciantes y pescadores, que coincidiría con la romana Portus Magnus en su ventajosa posición en el centro de la bahía y bajo el actual cerro de la Alcazaba.
Abderramán III dispuso trasladar la capital al lugar que ocupa hoy Almería, y así "al-Mariyyāt Bayyāna" recibió el título de ciudad en 955 d.C., año en que además comenzaron a construirse la muralla y la alcazaba.
 La reconquista de las tropas aragonesas,  genovesas, pisanas y castellanas, comandadas por Alfonso VII tuvo lugar en 1147, pero los almohades la reconquistaron una década después. Pasaría a formar parte más adelante de los nazaríes.
Finalmente, tras las campañas de 1488 y 1489, el territorio almeriense pasó a la soberanía castellana.
Durante la Guerra de la Independencia, desempeñó un papel importante con la resistencia española que venció en 1812 a los franceses en la Batalla de los Arapiles.
Durante la Guerra Civil, Almería sufrió varios bombardeos, se construyeron para refugio de la población unas galerías subterráneas (que aún se conservan), y fue la última capital andaluza en ser ocupada por el ejército sublevado.
Amplien imagen panorámica







En la "Imagen" os dejo esta fotografía tomada con un ISO:100, F6 y 1/40:

No hay comentarios:

Publicar un comentario